sábado, 23 de agosto de 2014

1 TIMOTEO 3. EL MISTERIO DE LA PIEDAD.




14 Esto te escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte, 15 para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad. 16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:
Dios fue manifestado en carne,
Justificado en el Espíritu,
Visto de los ángeles,
Predicado a los gentiles,
Creído en el mundo,
Recibido arriba en gloria.
 

Pablo desea visitar pronto a su discípulo Timoteo, que pastorea en Éfeso, para apoyarlo en el ministerio y corregirle en aquellos aspectos que requiera mejorar en su liderazgo. Y le adelanta algo de lo que le enseñará cuando lo visite. Traza así lo que él llama “el misterio de la piedad”, el secreto revelado por el Espíritu Santo ahora, en los últimos tiempos, cuando vino el Hijo de Dios a esta tierra y se hizo Hombre. Este “misterio” o revelación tiene seis aspectos (curioso que no sean siete, número de perfección en la cultura hebrea):

Primero “Dios fue manifestado en carne”, naciendo de una virgen por acción del mismo Espíritu Santo. Jesucristo no es un simple humano. Él es Dios hecho Hombre.

Segundo, este Hombre llamado Jesús fue “justificado en el Espíritu”, es decir que al entregar Su vida en la cruz vino a ser justicia de Dios para todo ser humano que lo reconozca como su Salvador.

Tercero, fue “visto de los ángeles”; los seres celestiales fueron testigos de Sus hechos poderosos, sanando enfermos, liberando a los cautivos del diablo, resucitando muertos. Le vieron conversando con Moisés y Elías en el monte de la transfiguración, entregar Su vida en el Gólgota, descender al Seol y predicar a los espíritus encarcelados, liberarlos, resucitar de entre los muertos y ascender a los cielos.

Cuarto “predicado a los gentiles” en todo el mundo, por más de veinte siglos; tarea que comenzó en Jerusalén, siguió por Judea, continuó en Samaria y se extendió hasta lo último de la Tierra. Casi toda nación, cultura y etnia han escuchado y leído acerca de Jesucristo y Su Evangelio de salvación. Falta muy poco para que todo el planeta sepa acerca del Señor.  

Quinto, “creído en el mundo”. Llegará el día en que todos los hombres y mujeres creerán en Jesús, porque le habrán visto. Será un tiempo de victoria en que Él gobernará con justicia el mundo.

Sexto, “recibido arriba en gloria”. La ascensión de Jesucristo a la gloria es el hecho más trascendente de la Historia. El Hijo de Dios también es el Hijo del Hombre. Su ascensión es nuestra ascensión. Somos victoriosos en Él. Él fue recibido por los ángeles y demás seres celestiales, para ocupar el lugar de mayor autoridad sobre el universo, es lo que se nombra como “el trono de Dios”.

El séptimo elemento de este “misterio de la piedad” usted puede encontrarlo en 1 Corintios 15:24-28.

Nota: La Biblia utiliza la palabra griega musterion que se deriva de la palabra meuo la cual significa "iniciar en (los misterios)," o sea revelar secretos. Musterion significa un secreto, rito, o enseñanza la cual el iniciante conoce pero nadie mas conoce.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario